lunes, diciembre 03, 2007

"La seguridad del trabajo eterno ya no existe"

Leido en Revista ENLACES de Recursos Humanos
por Joachim de Posada (*)

Hoy en día creo que todo el mundo estaría de acuerdo conmigo cuando digo que la seguridad es cosa del pasado. La gran escritora Hellen Keller, que era ciega, sorda y muda afirmó, “la seguridad es una superstición. No existe en la naturaleza. La vida es una aventura”. Esto es así, especialmente en el mundo de los negocios.

Años atrás, tus padres te decían que fueras a la Universidad, te graduaras y buscaras un trabajo con una firma, mientras más grande mejor, para así retirarte 30 años más tarde con una pensión y un reloj de oro que muchas firmas te daban cuando te retirabas. En esa época, si eras una persona promedio y no causabas muchas olas en tu empresa, o sea, yendo a lo seguro, sin muchos riesgos, podías pasar los 30 años en la empresa y después retirarte. Entrabas al mundo de la mediocridad y obtenías una experiencia de 30 años que en realidad era la experiencia de un año repetido 30 veces.

Ya ese juego se terminó y no es parte de la realidad en la cual vivimos. Lo único en lo que te puedes concentrar ahora es en la seguridad sobre la base de tus destrezas para poder conseguir el trabajo que sea, o que puedas emprender una empresa por ti mismo.

Para muchas personas Latinoamérica está en una época de gran crecimiento económico. Para otras, ese crecimiento no está a su alcance y no ven el progreso. Es muy difícil decirle a un desempleado que la economía está muy bien, ya que para él está fatal. Lo que sí puedo decir es que si usted se lo propone, puede sobrevivir cualquier crisis y decidir no participar en recesiones o depresiones, buscando las oportunidades que se presentan constantemente si usted pone el radar mental a funcionar.

Antes se decía que la gente buena ya esta empleada. Igual que muchas mujeres decían y todavía dicen, que los hombres buenos ya están todos casados. Pero la realidad es que hay mucha gente buena que no está empleada y que puede ser de gran utilidad a la sociedad si encuentran su pasión en el trabajo o el negocio que sea.

Todos sabemos que hay gente muy buena, con grandes conocimientos y destrezas que están hoy en día desempleados. En el mundo de hoy ya no es un estigma el estar desempleado, porque hay tanta gente en el mismo bote. Le pasa frecuentemente a mucha gente.

En tiempos de grandes cambios, como el que estamos viviendo ahora, la habilidad de manejar el cambio se convierte en una destreza muy importante en el mundo laboral.

Cuando mucho de lo mismo ya no funciona, hay gran receptividad en el mercado para gente que esté dispuesta a intentar cosas nuevas. Obviamente hay más retos al viejo orden, a lo conservador, a lo que se mantiene sin cambiar. La creatividad gana esta batalla tarde o temprano. Las ideas son más importantes que las credenciales. Qué importa dónde te graduaste, lo que importa es que puedes hacer para aumentar las ventas o bajar los gastos o motivar al personal para que produzca más.

Este periodo de gran cambio provee una oportunidad para aquellos que han sido rechazados, pasados por alto o despedidos de sus trabajos. El potencial para la creatividad nunca es mayor que cuando los bancos están más cautelosos en prestar dinero para abrir nuevos negocios. Mientras menos recursos estén disponibles, más creativa tiene que ser la persona y ahí es donde se dispara la llama de la imaginación.

Hay expertos que mantienen que no hay una correlación directa entre la inteligencia y la imaginación. Yo debo admitir que usualmente veo gente creativa que es inteligente, pero también veo a mucha gente creativa que tiene una inteligencia promedio y sin embargo son muy creativos. ¿De todas maneras, qué debe de hacer una persona promedio para manejar tiempos difíciles en su vida?

Déjenme darle algunas ideas.

Encuentre una necesidad en la sociedad y satisfaga esa necesidad. Mire a su alrededor. Qué problemas ve usted que la gente pagaría por resolver. Encuentre soluciones a problemas y usted verá que la gente querrá pagarle para que los solucione.

Dígale a todo el mundo que usted está en el mercado en busca de oportunidades.

Lea mucho. Lea periódicos, revistas que se relacionen con su profesión y también de otras profesiones. Recuerde que muchas veces usted puede encontrar soluciones a los problemas, en campos que no están relacionados con el suyo. El concepto del autoservicio no fue inventado por CITIBANK, fue inventado por McDonald’s y adaptado por CITIBANK. Sé que a lo mejor le gusta leer la sección de deportes del periódico o los cines o la tira cómica, pero disciplínese para leer la sección de negocios y de clasificados, para ver lo que está pasando en el mundo laboral. Por cierto, no lea la sección de horóscopos a no ser que sea para entretenerse o reírse. El futuro nadie lo puede predecir.

Entre en el mundo del Internet. Métase en MySpace, Linkedin o Facebook y empiece a crear una mentalidad de comunidad y a conectarse con otras personas. MySpace ya tiene 200 millones de usuarios conectados a través del mundo.

Llame a sus amigos y conocidos. Haga al menos 10 llamadas diarias. Su objetivo es obvio. ¿Qué saben ustedes o a quién conocen que pueda ofrecerle una oportunidad laboral?

Identifique un problema que usted sepa que las empresas estén teniendo en este momento y cree una conferencia sobre el tema. Después llame a su club Rotario, Leones o el que sea y ofrezca ser el orador invitado en una futura reunión. Ellos siempre están buscando oradores. Es más, yo les hablo a muchos clubes cívicos porque me permite conocer gente y además probar material nuevo. Como no me están pagando, puedo decir lo que me de la gana y así sé cuales chistes son buenos o malos, cuáles diapositivas son efectivas y cuáles no; de modo que cuando le hablo a empresas u organizaciones que sí me pagan, utilizo material que ha sido probado y es efectivo.

Hay muchas oportunidades en el mercado, no importa cuán mala esté la situación para usted. Todo empieza con el cambio de actitud. Ser proactivo en vez de reactivo y entender que con la disposición mental correcta, muchas puertas se pueden abrir. Con la disposición mental incorrecta, todas las puertas del mundo se le cerrarán y costará gran trabajo encontrar un rayo de luz y esperanza.

(*) Autor, consultor y conferencista motivacional de Puerto Rico con oficinas en Miami, Florida. Es especialista en aumentar ingresos, disminuir los costos y mantener los clientes. Autor del libro " Cómo sobrevivir entre Pirañas y el más reciente "No te comas el Marshmallow todavía" donde nos da consejos, técnicas, y estrategias para siempre ganar en la vida.

__________


Fernando Molina P.
Psicólogo

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal