lunes, octubre 08, 2007

Psiquiatra Ricardo Capponi: "Hoy los jóvenes tienen posibilidades de exploración que exigen cercanía paterna"

Visto en Blog de Debates de El Mercurio


El psicoanalista da claves para sacar reflexiones del caso de los escolares que expusieron sus prácticas sexuales a través de un video en internet.Él cree que hechos como este se van a repetir. Lo importante, dice, es lograr hacer ver a los adolescentes las consecuencias que eso tiene para su propia sexualidad.

Carmen Rodríguez Frías

Un video que saltó desde los celulares adolescentes hasta los noticieros de TV abrió los ojos de muchos adultos. Quinceañeros santiaguinos teniendo prácticas sexuales en una plaza, grabándolas y subiéndolas a internet. Suena fuerte y se ve fuerte.

Las imágenes llevaban semanas circulando entre los escolares, pero cuando salió en las noticias, los padres se dieron por enterados. Y se preocuparon. El psicoanalista Ricardo Capponi, director del Centro de Educación Sexual Integral (CESI) -que trabaja con 13 colegios privados de Santiago y la V Región-, propone no dejar pasar el hecho, al que considera un llamado de atención.

"No es que todos los niños anden practicando el sexo oral en los parques", dice. "Pero esto hay que tomarlo como la punta del iceberg, y lo que nos interesa es lo que hay abajo. Nos hace cuestionarnos sobre la calidad de la educación sexual que les estamos dando a nuestros hijos y sobre la cercanía que estamos teniendo con ellos".

Gran brecha

El psiquiatra cree que hechos como este se van a repetir y que hay que estar atentos a sus consecuencias. En este caso puntual, han sido dolorosas: la joven protagonista del video fue expulsada de su colegio (ver nota relacionada). El acoso mediático que ha recibido llevó a sus padres a solicitar la protección de su identidad a la justicia. Y está en curso una investigación que pretende determinar quiénes produjeron y subieron el video a la web, pues podría configurar el delito de pornografía infantil.

-Este caso muestra una especie de brecha generacional en que los padres se enteran por los medios de lo que pueden estar haciendo sus hijos. ¿Qué tan grande es la brecha?

"Hoy día existen muchos medios para que los adolescentes se informen por su cuenta. Tienen una libertad de exploración que exige mucha más cercanía de los padres si quieren compartir lo que están viviendo sus hijos. Pero los padres están concentrados en el logro de bienes de consumo que impone esta sociedad, lo cual va creando una brecha muy grande. Y la cantidad de fenómenos ocultos es tanta que aparecen situaciones como esta, que salta como un tapón y nos deja a todos muy sorprendidos".

-¿Qué hay bajo la punta del iceberg que muestra este caso?

"Aquí hay un elemento de exhibicionismo: está el placer que les provoca a estos escolares ser mirados en una situación así. En una actitud desafiante, ellos están buscando un impacto. Son producto de una sociedad donde lo que interesa es el impacto sensorial. Y lo hacen a través de medios que les son familiares, pero que saben que a los adultos les va a producir un shock".

-¿Lo hacen con ese nivel de conciencia?

"No. Son fenómenos que ocurren en el inconsciente de los adolescentes. Así ellos expresan su conflicto con las figuras de autoridad. Lo importante es que los adultos seamos capaces de entender lo que hay detrás. No aplastarlos y decir que son unos 'degenerados' sino darnos cuenta de que no les hemos enseñado a conducir el impulso de la sexualidad de una forma sana".

-Si los adultos no tuvimos una educación sexual de calidad, mal les vamos a poder enseñar.

"Por eso esto no es sólo un rol de los padres. Una buena educación sexual pasa porque en los colegios haya personas que conozcan a fondo el tema, y que puedan comunicarle a los padres en qué están. Pero lo que hoy se hace en las escuelas es reducir la educación sexual a la prevención del embarazo y de las enfermedades de transmisión sexual. Y claro, los jóvenes han empezado a practicar el sexo oral. Ha sido la reacción a la educación que les están dando".

-¿El sexo oral se está convirtiendo en una práctica común entre los jóvenes?

"Los jóvenes recogen lo que la sociedad muestra. En las últimas décadas ha habido una sobreidealización del sexo oral. Tiene que ver con una sociedad narcisista que usa los elementos de placer de una manera consumista y desechable. En EE.UU., el 50% de las niñas entre 15 y 19 años tiene esta práctica con sus pololos. Y es algo asimétrico, porque habitualmente es la niña la que se lo practica al varón, como un modo de calmarlo, sin que ella sienta ni el deseo ni el compromiso afectivo como para llegar a eso. Pero lo hace para no ser tratada de gansa y para que 'él no se aburra' con ella".

-¿Cuáles podrían ser las consecuencias de esto?

"Una vida sexual de calidad se va construyendo junto al compromiso y a la afectividad. Al integrar afecto y excitación, se va logrando un vínculo que va a permitir, a la larga, tener una sexualidad creativa con una pareja estable. La parcialidad del sexo oral lleva a la disociación entre sexo y afecto cuando no se tiene el grado de intimidad que requiere. Tenemos que hacer ver a los jóvenes que estas prácticas pueden atentar contra la calidad de su vida sexual futura".

-La falta de educación sexual se suma la sobreexposición en medios electrónicos, lo cual puede llevar a consecuencias insospechadas.

"Creo que este temor a ser expuesto va a ir disminuyendo en los adolescentes para transformarse en una choreza. Me temo una explosión de actos como este, filmados y puestos en los blogs. Y eso va a ser muy difícil de manejar porque mientras no entiendan el riesgo que tiene para la calidad de sus propias vidas, lo van a seguir haciendo. Los grupos más rebeldes, los que nunca se han sentido cuidados por los adultos y quieren descargar agresividad frente a ellos, van a encontrar acá una estupenda veta. Y si a nosotros nos da rabia y no lo entendemos, lo van a hacer más. Y si al resto de los jóvenes no los tenemos preparados para desvalorizar esto, se van a ir enganchando".

-¿Qué puede hacer un padre que ha tratado de ser cercano, pero que, llegada la adolescencia, el hijo no le cuenta nada?

"Si quieres a un niño y lo cuidas, él va a aprender a cuidarse solo y, en su adolescencia, va a mantener un cierto grado de cercanía con quienes lo ayudan a cuidarse. Si le sumas un colegio que le da información sensata, y un padre comunicado con el colegio, ese niño está protegido".

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal